La cuarta llave

lunes, 15 de mayo de 2017

O grillos



Siento desasosiego si en una noche calma no oigo a los grillos. En el aire se aprecia una falta, un inquietante silencio. Cuando los grillos cantan si se callan se enciende una alarma en el cerebro, algo pasa. Mientras dura su calla, una obscura alerta nos paraliza. Sólo cuando vuelven a cantar reina otra vez la paz. No, no te molestan los grillos, te molesta saber que si cantan pueden dejar de cantar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Misantropíaco by is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
.